jueves, julio 09, 2015

OSIC realizará homenaje a la música de Francia y Argentina.



Este jueves a las 20:30 en el Teatro Municipal Ignacio A. Pane se realizara el 4to Concierto de la Temporada Internacional Oficial de la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional (OSIC) bajo la dirección del maestro Diego Sánchez Haase. Rendirán homenaje a la música de Francia y Argentina, el acceso será libre y gratuito.

“Este concierto es un homenaje a la música de Francia y de Argentina, ofreceremos dos obras que son de primera audición en Paraguay, muy importantes del repertorio de la música del siglo XX”, explicó Sánchez Haase.

El primer repertorio es Rapsodia para clarinete de Debussy el cual ya se ejecutó con clarinete y piano pero nunca con la versión clarinete y orquesta. La segunda es una obra de Ravel llamada “La tumba de Couperin”.

Además se ejecutara el famoso “Preludio a la siesta de un fauno” (Debussy) considerado el puntapié inicial de la música contemporánea. Participaran jóvenes y solistas de la orquesta.

Realizaran un homenaje a la música de Argentina con obras de dos compositores más importantes de ese país, Astor Piazzola y Ariel Ramírez. Cantará la soprano encarnacena Alba Alvarez.

En otro momento, “Aprés un réve” de Gabriel Fauré (1845-1924) para violonchelo y orquesta, orquestación de Fabián Enrique Álvarez, será solista en el violonchelo, Benjamín Báez.

En la segunda parte de la noche la OSIC interpretará La tumba de Couperin, suite para orquesta, Forlane, Menuet, Rigaudon de Maurice Ravel (1875-1937).

De Astor Piazolla (1921-1992) Los pájaros perdidos y Alfonsina y el mar, autoría de Ariel Ramírez (1821-2010. Actuará como solista la soprano Alba Álvarez.

“El público se encontrará con un programa muy novedoso, porque la música de Debussy y Ravel es una música con mucho colorido orquestal pero con armonías de avanzada modernas”, mencionó Sánchez.

Ofrecerán piezas que son cátedras de orquestación, donde el público podrá apreciar el timbre de los diferentes instrumentos de la orquesta, contaran con algunos instrumentos no muy comunes para la audiencia como el corno inglés, igualmente contarán con dos arpas clásicas.

El programa incluye a Claude Debussy (1862-1918) con su Preludio a la siesta de un fauno en el espacio de “Los virtuosos de la orquesta”, en “Rapsodia para clarinete y orquesta” (Debussy), actuará en calidad de solista, la clarinetista Sara Aquino.

Obras

Claude Debussy (1862-1918): Preludio a la siesta de un fauno

Prélude à l’après-midid’unfaune es un poema sinfónico para orquesta, de aproximadamente 10 minutos de duración. Se estrenó en París el 22 de diciembre de 1894, bajo la dirección de Gustave Doret.

Es una de las piezas más famosas de Debussy y está considerado un hito en la música moderna, Pierre Boulez consideraba la partitura como el inicio de la música moderna.
La melodía cromática en flauta solo de la obertura es uno de los pasajes más célebres compuestos para música orquestal.

De forma muy libre, Debussy quiso evocar la actitud perezosa de un fauno que se reposa voluptuosamente sobre el imponente volcán Etna.

Cansado de perseguir ninfas y náyades Egipán se abandona a un ligero sueño donde toman forma sus deseos en esa calurosa tarde. La flauta toca esa melodía meditativa que poco a poco se va imponiendo, desde lo suave y lejano hasta lograr un carácter más inquietante y oriental. La orquesta y el arpa se unen dejándonos adivinar el objeto de los sueños de nuestro deleitoso fauno.

Claude Debussy: Rapsodia para clarinete y orquesta

La “Rapsodia para Clarinete” fue una obra compuesta para el Concurso del Conservatorio de París de 1909-1910 en principio para clarinete y piano, él mismo la califica como una de sus obras más dulce y bella que haya compuesto.

La refinada orquestación y el dulce sonido del clarinete son realmente maravillosos y encantadores, considerado una pequeña joya musical.

Está escrita en un solo movimiento y no en un sistema tonal propiamente, más bien podríamos ubicarla como una mezcla de tonalidad y modalidad.

Gabriel Fauré (1845-1924): “Aprés un réve” para violoncello y orquesta

El mismo fue durante muchos años organista en la iglesia de la Madeleine en París y director del Conservatorio de París. La música de Fauré es notable por su elegancia y armonías inesperadamente originales.

La canción más famosa de Fauré, Après un rêve , Después de un sueño en español, es un entorno de un poema anónimo en el dialecto toscano traducido al francés por su amigo Romain Bussine, oído esta noche en un arreglo para violonchelo y cuerdas, de Fabián Enrique Alvarez.

Maurice Ravel (1875-1937): La tumba de Couperin, suite para orquesta

Esta obra fue escrita en 1914-17 cuando él estaba enfermo y había sido apartado del frente de batalla en la primera Guerra Mundial. Cada una de las piezas fue dedicada a un amigo muerto y siendo escrita para piano, orquestada en 1919 las cuatro primeras piezas, como un homenaje a Francois Couperin (1668-1733), clavecinista, compositor y a toda la música barroca.

El preludio, una especie de moto perpetuo para los vientos solistas y las cuerdas, es de una originalidad y frescura sin par. La forlana siguiente tiene ritmo tan característico, pegadizo y de una refinadísima instrumentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad del usuario, no somos responsables por los comentario del contenido de este sitio.

Nuestra Radio on Line.

Radio Manantial Fm.

Con la tecnología de Blogger.